sábado, noviembre 27, 2021
InicioObjetivos de Desarrollo Sostenible¿Qué sabes de la familia Gasca? Esparcidos por el mundo, los moldavos...

¿Qué sabes de la familia Gasca? Esparcidos por el mundo, los moldavos apuestan por el turismo rural para crecer y unificarse al margen de Skype

Foto: PNUD Moldova / Ion Buga.

Especial / Noticias PNUD

PERÚ BICENTENARIO 

Andreea Gasca vive en Chiscareni, una aldea en el norte de Moldova. Tiene cinco años y nunca ha visto a sus dos hermanos, madre, padre y abuela juntos en un solo lugar. Durante los últimos diez años, las reuniones familiares de los Gasca se han realizado a través de Skype.

En Moldova, esta es la nueva realidad. Ochenta mil niños tienen al menos un padre que trabaja en el extranjero, y la tasa de migración del país es la más alta del mundo. Alrededor del 10 por ciento de la población vive bajo la línea nacional de pobreza, lo que hace de Moldova sea uno de los países más pobres de Europa. Para 2060, se estima que la población habrá disminuido en un 29 por ciento debido a la baja fertilidad y la alta migración. Para enfrentar estos complejos desafíos, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) está poniendo en marcha una iniciativa con 38 comunidades y la diáspora moldava para impulsar el espíritu empresarial local y ayudar a reunir a familias como la de Andreea.

Hasta hace poco, el padre de Andreea trabajaba en España. Su hermano mayor vive en los Estados Unidos, y el hermano del medio estudia en Chisinau, la capital de Moldova. El dinero obtenido en el extranjero se utiliza para cubrir las necesidades básicas de la familia.

En 2016, las remesas representaron más del 20 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del país. Si bien estos recursos contribuyen a la reducción de la pobreza en Moldova, se estima que pueden ser invertidos de forma más productiva y tener un mayor impacto en las comunidades locales. Este es uno de los desafíos que las Naciones Unidas enfrentan junto con el Gobierno con miras a la implementación de la Agenda 2030 y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), así como de la nueva Estrategia Nacional de Desarrollo 2030 de Moldova, que actualmente se está finalizando con aportes de los ciudadanos a través de las redes sociales.

RECURSOS MUNDIALES, PRIORIDADES LOCALES

El trabajo decente y las oportunidades de empleo sostenible fueron señaladas como la máxima prioridad por nueve de cada diez moldavos entrevistados a través de consultas nacionales en el período previo a la creación de la Agenda 2030. El Gobierno, con el apoyo de las Naciones Unidas, ha identificado el crecimiento inclusivo y el empleo en las zonas rurales como prioridades para impulsar el progreso de los ODS y garantizar que nadie se quede atrás.

Poniendo esta visión en práctica, el PNUD junto con el Gobierno de Suiza participa en una iniciativa que vincula a expatriados con sus comunidades nativas en Moldova. A través de las 38 Asociaciones de Ciudadanía establecidas hasta ahora, más de 20.000 moldavos que viven en el extranjero han participado en consultas para desarrollar estrategias y prioridades de desarrollo socioeconómico local. Cerca de 9.000 migrantes han contribuido financieramente a 55 proyectos locales a través de una plataforma de crowdfunding, brindando mejores servicios a más de 300.000 personas. Las contribuciones alcanzaron más de US$ 200.000.

TURISMO RURAL: OPORTUNIDAD PARA UNA VIDA MEJOR

Chiscareni es uno de los pueblos que ha experimentado una migración constante en los últimos años. Cerca de 5.000 personas son residentes oficiales, pero una cuarta parte de la población vive en el extranjero. A través de encuestas y campañas realizadas por la alcaldía, dirigidas tanto a vecinos como a expatriados, se estableció una nueva estrategia de desarrollo local. La prioridad es clara: desarrollar una nueva ruta turística para fortalecer los medios de vida, aumentar los ingresos y proteger el medio ambiente.

La única ruta turística rural de Moldova, que rodea el complejo arqueológico Orheiul Vechi, recibe más de 100.000 visitantes al año y cuenta con alojamiento para 20.000 personas. En todo el país, el turismo sostenible se está convirtiendo en un sector económico dinámico con gran potencial.

Los Gasca son una de las familias que está aprovechando la oportunidad de tener una vida sostenible. “Hemos construido una casa de huéspedes en la zona más hermosa y ecológica de la comunidad. Está rodeada de bosques, lejos de las carreteras. Es un lugar perfecto para la relajación”, dice Valentina. Con estas nuevas oportunidades de trabajo, el padre de Andreea podría regresar de España y su hijo Víctor de los Estados Unidos para hacerse cargo del negocio familiar.

La más feliz es la abuela Raisa. “Me dolía el corazón cuando los veía esparcidos por el mundo. Estoy muy contenta de que las tres mujeres de la familia hayan podido traer a todos de regreso a casa”, dice.

PARA EL CUERPO Y EL ALMA

El PNUD apoya el desarrollo del turismo sostenible en Moldova mediante el desarrollo de capacidades, la creación de asociaciones y la participación de actores locales, desde alcaldes hasta migrantes. Esto ha producido una reacción en cadena en la economía local. Los dueños de negocios ahora tienen mayores posibilidades de invertir en productos ecológicos y amigables con el medio ambiente, como Iurie Turtureanu, que ha creado un nuevo servicio: la terapia de abejas. Los turistas que visitan su establecimiento están invitados a dormir sobre colmenas para curarse y energizar el cuerpo y el alma.

“Hace 30 años que soy apicultor”, dice Iurie. “Siempre he estado buscando métodos innovadores, pero he estado luchando para encontrar clientes. El enfoque del Gobierno local nos ayuda a hacer realidad nuestros sueños”.

RELATED ARTICLES

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Most Popular