“No dependa usted de nadie, sea dueño de su propia luz eléctrica y fuerza motriz”, ofrecían en el Perú hace un siglo

Vendían los motores, marca “Luz Lalley”, los agentes de la empresa A.H. Bergstrand & Cia., que atendía en la céntrica calle Merced N°699.

Investigación: Ítalo Sifuentes Alemán.- En el Perú, hace un siglo, los consumidores privados y el Estado peruano tenían la opción de comprar motores eléctricos para realizar sus diversas actividades. Para una lancha nacional, a cargo del resguardo marítimo, el Perú compró un motor a 150 mil soles.  Vendían los motores, marca “Luz Lalley”, los agentes de la empresa A.H. Bergstrand & Cia., que atendía en la céntrica calle Merced N°699. En este aviso, en el que se observan diversas actividades, y que apareció en las publicaciones de 1921, se lee la promoción: “No dependa usted de nadie, sea dueño de su propia luz eléctrica y fuerza motriz. Cada día que demora en instalarla, pierde usted dinero. Dos tamaños en existencia”. Era el Perú a la mitad de su vida republicana.

No olvides compartir: