sábado, julio 31, 2021
InicioHistóricoLa historia que no conocesKilos de limón peruano para curar a los marinos entregó en Lima...

Kilos de limón peruano para curar a los marinos entregó en Lima San Martín a Cochrane en 1821

Investigación ÍTALO SIFUENTES ALEMÁN 21/06/2021

Limón peruano fue utilizado como medicina natural.

El limón peruano ingresó en 1821 a la galería de frutos del país que aportaron a la salud de los patriotas. Ingresó nada menos que de la mano del libertador José de San Martín, quien en una carta del 1 de agosto de ese año informó al vicealmirante en jefe de la escuadra, lord Thomas Cochrane, del envío de una gran dotación de este cítrico que decenas de marinos, por sus propiedades medicinales, esperaban para su urgente consumo. La gripe y el escorbuto eran en esa época las enfermedades más recurrentes que los marinos sufrían por sus prolongadas travesías. El temido escorbuto, en caso extremo, provocaba dolorosas hemorragias en las encías.

Los marinos extranjeros a cargo de Cochrane, como integrantes de la “Expedición Libertadora”, llegaron al Perú para librar la guerra por la independencia nacional y sudamericana. Viajaron durante un mes desde el puerto de Valparaíso, Chile, hasta que el 8 de setiembre de 1820 desembarcaron en las playas de Paracas, Pisco. Con el ejército al mando de José de San Martín lograron la esperada emancipación del imperio español. La masiva proclama fue el 28 de julio del año siguiente en diversos lugares de Lima. Participaron miles de patriotas peruanos y sudamericanos.

Cuatro  días después de la histórica proclama, en la capital peruana el libertador San Martín escribió dicha carta a Cochrane en respuesta a una misiva que, ese mismo día, el vicealmirante le envió informando que los marinos que estaban bajo sus órdenes necesitaban desembarcar en Lima “para su curación” y, previo permiso del general argentino, “pasen a los hospitales de esta ciudad”.

Por tratarse los cítricos de productos que debían ingerirse frescos, por lo general los marineros llegaban a los puertos, desembarcaban y, de manera preventiva, se abastecían con la producción local de limones y naranjas, apreciados productos por sus propiedades curativas gracias a su alto contenido de vitamina C. En el Perú el limón se aprovechaba desde el siglo XVI en que los colonizadores españoles empezaron a sembrarlo. Por las características del suelo y el clima peruano, obtuvo una acidez singular.

En su misiva de 1821, San Martín informó con la necesaria celeridad a lord Cochrane lo siguiente: “Hoy tendrá vuestra excelencia diez cargas de naranjas y limones, y sucesivamente se irán remitiendo para el alivio de los marineros de la Escuadra, cuyo encargo he dado a don Pedro de los Ríos con solo este objeto”. Para la causa patriota era primordial mantener la buena salud de los marinos. 

En el siglo XIX, la carga era una unidad de medida actualmente equivalente a 45 o 50 kilos, que era el peso que podía transportar un animal (y muchas veces el hombre). El tamaño del producto agrícola y del saco donde lo colocaban hacían la diferencia en el peso.

Los peruanos que, desde el siglo XVI empezaron a conocer la capacidad medicinal del limón para sus gripes y escorbutos, también lo utilizaron para reemplazar a la chicha o al cítrico del tumbo en la elaboración del cebiche, alimento que les servía para nutrirse de manera sana. Para el siglo XIX, el mestizaje de la gastronomía había dado varios y buenos resultados en las cocinas regionales.

A continuación, se presenta el contenido de la primera carta de José de San Martín a lord Thomas Cochrane. Está fechada el 1 de agosto de 1821:  “Excelentísimo Señor Vicealmirante de la Escuadra de Chile. Muy Honorable Lord Cochrane: En virtud del oficio de vuestra excelencia el 30 último, en el que me informa sobre los enfermos que se hallan en los buques de Guerra de su mando, y que es de necesidad desembarquen para su curación, puede vuestra excelencia dar sus órdenes para que lo verifiquen, y pasen a los hospitales de esta ciudad. Dios guarde a vuestra excelencia muchos años. Lima, agosto 1 de 1821. José de San Martín”.

10 cargas de naranjas y limones

Esta es la segunda carta, también fechada el 1 de agosto de 1821 que San Martín envió a Cochrane: “Excelentísimo Señor Vicealmirante de la Escuadra de Chile. Muy Honorable Lord Cochrane: Hoy tendrá vuestra excelencia diez cargas de naranjas y limones, y sucesivamente se irán remitiendo para el alivio de los marineros de la Escuadra, cuyo encargo he dado a don Pedro de los Ríos con solo este objeto. Dios guarde a vuestra excelencia muchos años. Lima, agosto 1 de 1821. José de San Martín”. 

RELATED ARTICLES

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Most Popular