miércoles, septiembre 22, 2021
InicioIgualdadEn Lima por raza y nivel social atendían a los pacientes...

En Lima por raza y nivel social atendían a los pacientes en los hospitales durante la colonia

  • Hospitales estaban ‘especializados’ en blancos, negros, indígenas, ricos, pobres, hombres, mujeres
  • A la mayoría los ubicaron en la periferia de la capital, alejados del centro comercial y financiero del virreinato del Perú

Investigación ÍTALO SIFUENTES ALEMÁN

PERÚ BICENTENARIO 11/05/2020

Foto: Hospital San Bartolomé.

Desde que Lima fue fundada en 1535, se erigieron hospitales y acondicionaron espacios destinados a atender a la población enferma según los criterios clasistas y raciales del siglo XVI. La mayoría fueron ubicados en las calles y plazas de la parte alta de la ciudad (Barrios Altos) o baja (Rímac), es decir alejadas de la zona comercial y financiera del centro de la capital del virreinato del Perú.

El primero empezó a funcionar en 1538 y fue para los españoles pobres que habían llegado al Perú, los fundadores y miembros de la élite gobernante, colonos españoles con fortuna, sus hijos y los extranjeros blancos de otras nacionalidades eran atendidos en sus casas por médicos, religiosos y personas que se encargaban de cuidarlos, además de contar con servidumbre para dicho fin, muy común en sucesivas épocas de la historia peruana.

En 1669, más de cien años después de la fundación, la capital del Perú contaba ya con casi una decena de recintos hospitalarios, algunos en buenas condiciones y otros en mal estado por falta de mantenimiento y, a partir de 1746, como consecuencia del gran terremoto que ese año asoló Lima y Callao (en 1770 se funda en esta localidad portuaria el Real Hospital de Bellavista).

Salvar a la población

Estos hospitales fueron construidos o acondicionados con los recursos de benefactores y mecenas, religiosos y autoridades coloniales, y con los fondos del erario, personas cuyas identidades están detrás de la historia de estos lugares donde la gente iba a pasar sus últimos días de vida, pues en esos tiempos se confiaba más en la religión que en la medicina.

Era gente solidaria que fue sentando los pilares de los conceptos de ayuda humanitaria y de conciencia de salud pública en el territorio peruano, tanto porque tenía motivaciones espirituales o porque sabían que tenían que cuidar cada segmento de la población por su necesidad de contar con ellos para las actividades económicas.

Presentamos aquí una nómina de los hospitales de Lima en base a la información que sobre estos dejaron los cronistas y que también aparece en documentos posteriores. El lector podrá constatar que cada cual funcionaba por tipo de paciente, algunos para leprosos y desahuciados por variadas enfermedades, y otros para enfermos según su raza y género.

A continuación, una presentación de los hospitales limeños que datan de la época colonial, de los que algunos todavía quedan vestigios, recuerdos que hace parecer que luego de cuatro siglos casi nada ha cambiado si se visitan sus interiores o alrededores. Tal vez usted, en alguna visita al centro de Lima, pasó cerca de uno de ellos y ya los conoce, sino, con los datos que aquí le damos, un día que pase la epidemia del Covid-19 se puede animar a recorrerlos. Será una visita esencial.

Estos son los hospitales en mención:

1538: Casa enfermería: Para enfermos españoles de bajos recursos ni distinción (ubicada en la calle Rinconada de Santo Domingo, en 1552 se convirtió en el Hospital San Andrés). Se erigió sobre dos solares que Francisco Pizarro asignó para dicho propósito en las inmediaciones de la Plaza Santa Ana (hoy Plaza Italia, en Barrios Altos).

1545: Santa Ana: Para indígenas de ambos sexos (ubicado en la plaza del mismo nombre, cuadra siete del jirón Huanta, Barrios Altos).

1646: San Bartolomé: Para negros, esclavos y libres de ambos sexos (ubicado en la cuadra 8 de la avenida Alonso Ugarte, Cercado de Lima).

1552: San Andrés: Para españoles y blancos nacidos en el Perú (ubicado en la plaza de Santa Ana, Barrios Altos).

1562: Caridad: Para mujeres españolas (ubicado en las inmediaciones del edificio del Congreso de la República, en el Cercado de Lima).

1562: San Lázaro: Para leprosos (cuadra 1 del jirón Cajamarca, en el Rímac).

1573: Espíritu Santo: Para marinos y mercantes (ubicado cerca de la parroquia de San Sebastián, Cercado de Lima).

1594: San Pedro: Para clérigos, sacerdotes enfermos (ubicado en la cuadra seis del jirón Áncash, Barrios Altos).

1648: Nuestra Señora del Carmen: También llamada Casa de Convalecientes, para indígenas (luego cuartel Barbones, en El Agustino).

1669: Hospital Refugio de Incurables: Para desahuciados sin parientes, olvidados y mendigos (se ubicaba en la cuadra 12 del jirón Áncash, en Barrios Altos).

RELATED ARTICLES

15 Comentarios

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Most Popular