miércoles, septiembre 22, 2021
InicioHistóricoLa historia que no conocesSan Martín y los seis kilos de opio embarcados para el ejército...

San Martín y los seis kilos de opio embarcados para el ejército libertador

Se cumplen 170 años de la muerte del libertador argentino, el que proclamó la independencia del Perú el 28 de julio de 1821 junto a cientos de patriotas peruanos y extranjeros. Murió en París, sufría de reuma y ulceras

José de San Martín murió en 1850.

Investigación ÍTALO SIFUENTES ALEMÁN

PERÚ BICENTENARIO 07/01/2020 

Este es un informe sobre el uso oficial del opio durante la guerra por la Independencia de Perú y de América del Sur. Según un oficio fechado el 29 de agosto de 1818, del cirujano mayor del Ejército de los Andes, coronel Diego Paroissien, en todo hospital de campaña militar se debía incluir compuestos químicos y plantas capaces de revertir rápidamente en los soldados las heridas, dolencias, enfermedades preexistentes y aquellas que resultaran como consecuencia de la batalla y del impacto en el organismo de las distintas geografías, climas y alimentos tras los agotadores días de desplazamiento.

Entre los requerimientos medicinales del doctor Paroissien de esa fecha, se incluyó el opio y el extracto de opio en una cantidad de, respectivamente, 4 y 8 libras (unos 6 kilos en total). El producto era para atender las eventuales necesidades de salud de un estimado de 400 militares enfermos a los que el médico llegado el caso debía considerar recetarlo. Las dosis que se diera de esta medicina natural dependían de la gravedad de las ulceras y el reumatismo, enfermedades para las cuales generalmente eran suministradas.

Puede decirse que por la frecuencia en que los altos mandos y los soldados la consumieron, ¿terminaron cayendo en adicción al opio? Solo la exhumación de los cuerpos podría revelar su poco o mucho consumo, y aun así no habría seguridad de señalar que fueron opiómanos.

Del libertador José de San Martín afirman algunos historiadores que sufría de adicción al opio, afirmación que se basa en la lectura de los manuscritos de la época.

Entre estas afirmaciones se encuentran las del general Tomás Guido, amigo del libertador San Martín, quien le manifestó al director supremo de las Provincias Unidas del Río de la Plata, Juan Martín de Pueyrredón: “He procurado con insistencia persuadir a San Martín que abandone el uso del opio, pero infructuosamente”.

Uso inmoderado

También figura el testimonio del comodoro William Bowles, jefe de la estación naval británica en el Río de la Plata y representante de la corona inglesa en Buenos Aires. Desde Río de Janeiro, el 28 de mayo de 1819, escribió a John Wilson Croker, su superior en el Almirantazgo, que el general argentino hacía un uso “inmoderado” del opio y del alcohol.

Respecto al alcohol como sustancia, cabe recordar que el ya mencionado Paroissien lo tenía incluido, en su forma de aguardiente, en la lista de medicinas imprescindible en todo hospital de campaña militar del Ejército de los Andes.

Es conocido que el alcohol fue utilizado durante las guerras para limpiar las heridas y como supresor de la conciencia del paciente que debía pasar por el doloroso trance del quirófano. Eran tiempos en que no se contaba con anestesia local o general.

La moderación guardada en la ingesta del opio y de bebidas alcohólicas es aún un misterio. Ahora se sabe que el opio incluso se utiliza en la lucha contra el cáncer.

Foto de anciano

San Martín murió en París en 1850 a los 72 años de edad, es decir 26 años después que en 1824, tres años luego de la Independencia del Perú, se exiliara en Europa por controversias políticas en Argentina y Chile, y con  personajes polémicos como el libertador Simón Bolívar y Lord Thomas Cochrane, quien murió en Londres 10 años después que el libertador argentino. La foto de San Martín ya anciano ha sido rescatada y por su antiguedad va en contra de la versión de sus detractores.

¿Tiene algo que ver el almirante Lord Thomas Cochrane con la mala reputación de San Martín? Sí, en tanto es público que el inglés buscaba dirigir no solo la Armada que llegaría de Chile a Perú para apoyarlo en su lucha anticolonial, sino que intentó hacerse del mando de todo el ejército libertador. No obstante, es unánime el reconocimiento a este europeo tanto por su entrega como por su trayectoria. Su memoria es imborrable.

Vale agregar que tanto el comodoro William Bowles y John Wilson Croker también son ingleses, y fueron quienes en su epistolario difundieron la versión de que San Martín abusada del opio y del alcohol.

Nótese que para su exilio, el argentino optó por residir en territorio francés. Respecto de su buen amigo, Tomás Guido, la historia lo recuerda como un patriota imprescindible, y que incluso luchó contra los ingleses cuando entre 1806 y 1807 éstos intentaron invadir Buenos Aires. Puede decirse que la intriga queda descartada.

Por prescripción médica

El efecto analgésico y hasta somnífero del opio fue utilizado por San Martín y los soldados por prescripción médica, es una información que se obtiene sabiendo que el libertador argentino padecía de ulcera y que por los rigores de la guerra también era común sufrir horas de insomnio. El uso de su derivado, la morfina, se haría común en guerras de alcance mundial y ya del siglo XX.

Al igual que los altos mandos, San Martín, general en jefe del Ejército de los Andes del 1 de agosto de 1816 al 20 de setiembre de 1822, tenía su propio botiquín con las medicinas que los doctores le suministraban para sus males. ¿Se automedicaba? ¿Abusaba del consumo de opio y alcohol?

San Martín murió en París el 17 de agosto de 1850, sufría de reuma y ulceras, en eso están de acuerdo sus historiadores. 

RELATED ARTICLES

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Most Popular