miércoles, agosto 4, 2021
InicioDestacadosEl Congreso y su primera sesión secreta, el futuro del Perú se...

El Congreso y su primera sesión secreta, el futuro del Perú se decidió de noche

El primer día de instalado el Congreso Constituyente, los diputados se reunieron por la noche para votar respecto a qué debían hacer con el libertador José de San Martín, quien anunció su deseo de irse del país dos años después que desembarcó en Paracas y, al año siguiente, proclamar la independencia nacional junto a miles de patriotas peruanos y sudamericanos. Fue en sesión secreta y, por el mismo tema, a la noche siguiente se volvió a realizar. Aquí te informamos lo que aprobaron en 1822

Investigación ÍTALO SIFUENTES ALEMÁN

PERÚ BICENTENARIO 1/04/2020

La primera sesión secreta del Congreso de la República del Perú tuvo lugar la noche del mismo día en que por primera vez se declaró oficialmente instalado: el 20 de setiembre de 1822, fecha en que durante el día sesionó y despachó diversas normativas para su funcionamiento, recalcar la soberanía nacional y proponer a José de San Martín que acepte uno de los cargos que le ofrecían para que se quede en el Perú, pues el libertador estaba decidido a retirarse a Buenos Aires, al que finalmente partió dos días después, previa escala en Valparaíso (Chile).

Durante esa sesión secreta y nocturna sostenida por los diputados peruanos, el tema central fue analizar y decidir qué acciones tomar luego que en el día San Martín solo había aceptado, de manera honorífica, el cargo de Generalísimo. De este modo, el Primer Congreso Constituyente, es decir el primer parlamento que entró en funciones en la historia nacional, buscaba que el poder Ejecutivo no se quiebre con la partida del libertador.  

Para esa fecha, desde el 20 de setiembre de 1820 en que con la Expedición Libertadora desembarcó en Paracas, habían transcurrido dos años, y San Martín ya había optado por retirarse del Perú que el 28 de julio de 1821 había proclamado en libertad junto a miles de patriotas peruanos y sudamericanos. Desde el 3 de agosto de 1821 gobernó el país en calidad de Protector, y fue el 1 de mayo de 1822 en que él mismo convocó a ese Primer Congreso Constituyente.

La presidencia de ese Congreso la ocupaba el diputado Javier de Luna Pizarro, y la función de secretario los diputados José Sánchez Carrión y Francisco Javier Mariátegui, quienes firmaron el acta de sesión secreta que aquí damos a conocer por primera vez.

En dicha acta se informó así:

“Reunido el Congreso en secreta la noche del 20 de setiembre del presente año de 1822, se leyó el oficio del 20 de setiembre del presente año de 1822, se leyó el oficio del Genrealísimo San Martín por el cual decía al Congreso que admitía solo el título que se le había conferido, pero de ningún modo el mando del Ejército anexo a él. Después de un largo y acalorado debate se fijó esta proposición.

Que se le diga al Generalísimo San Martín lo sensible que le era al Congreso la repulsa que hacía del mando del Ejército, y que se le inste para que lo admita valiéndose para ello del contenido de las notas dirigidas por su Excelencia. Se votó y fue aprobada”.

Esto no es todo respecto al Congreso Constituyente, la primera sesión de su historia, San Martín y los destinos del país.

Aquí hay más información:

Al día siguiente por la noche también se realizó una sesión nocturna, igualmente conducida por el presidente Javier de Luna Pizarro, y actuando como secretario los diputados José Sánchez Carrión y Francisco Javier Mariátegui.

Esta es la transcripción de la segunda sesión secreta del primer Congreso Constituyente del Perú, la cual fue la noche del 21 setiembre de 1822:  

“Reunido el Congreso en sesión secreta la noche del 21 con asistencia de los señores que componen la Junta Gubernativa, hizo presente el señor Presidente los temores que había de que el General San Martín atacase el Congreso y se opusiese a sus deliberaciones, significó los fundamentos que para ello no solo había la fuga precipitada e inobediencia al juramento que se le había ordenado, sino también por lo que se decía de la tropa y porque había librado a jefes de cuerpos del Perú títulos de tales de las Provincias del Río de la Plata.

Se propuso que se tomasen por la Junta Gubernativa medidas para evitar cualquier agresión directa o indirecta. Fue aprobada.

Se habló con calor por algunos señores diputados, y los señores que componen la Junta Gubernativa expusieron que sería conveniente que el Congreso tuviese un conocimiento exacto de las fuerzas que componen el Ejército unido en las tres armas. Se acordó pedir todos los datos convenientes sobre el particular, por el conducto de la misma Junta, haciéndose para ello moción en sesión pública, y se levantó la secreta”.

RELATED ARTICLES

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Most Popular