miércoles, septiembre 22, 2021
InicioHistóricoLa historia que no conocesArguedas reflexiona sobre la autoestima y el menosprecio al indígena. Confesiones de...

Arguedas reflexiona sobre la autoestima y el menosprecio al indígena. Confesiones de 1966, sétima parte

El 24 de setiembre de 1966, el escritor José María Arguedas, ante un grupo de jóvenes participó en un ciclo de conferencias en la Universidad Federico Villareal, las cuales estuvieron relacionadas a las motivaciones de los escritores en la creación de sus respectivas obras, a las que él comprendió como “testimonios literarios”. Ese día dejó testimonio referidos a diversos hechos y personajes. En esta sétima entrega, presentamos lo que de manera literal dijo el también antropólogo y etnólogo respecto a la visión social divisoria del cielo y la Tierra, y de la justicia y del abuso contra a los indígenas

 Investigación ÍTALO SIFUENTES ALEMÁN

PERÚ BICENTENARIO 17/06/2020

“Bajo la influencia de la prédica en quechua del cura Salas, los indios de Puquio construyeron la carretera Puquio a Nazca en 28 días, más o menos 140 kilómetros, para demostrar de lo que eran capaces y cuando trajeron el primer camión, sobre el camión estaban los cuatro alcaldes, los cuatro ayllus de Puquio, y le dijeron al alcalde y al prefecto en quechua: “señor, aquí está el camino, ya lo hemos traído, ya hemos hecho la carretera, nosotros podemos hacer lo que deseamos, y el día que lo decidamos podemos también hacer un túnel que vaya desde aquí hasta el mar, ni habrá fuerza que nos impida construir ese hueco que nos lleve al mar.

Entonces, por una parte, fui espectador y actor de todo el poder que la población indígena sentía tener y que yo sentía que efectivamente la tenían. Por otro lado, fui testigo del inmenso menosprecio que tradicionalmente le tenían los señores y era un menosprecio auténtico, a la manera antigua y de la Virgen María. El Dios que creó al hombre antiguo vio una mujer… la Virgen María… El niño Manuelito es hijo del Dios y la Virgen María, y ese mañojo, en realidad, es el Señor Jesucristo.

Y en eso el señor Jesucristo hizo la humanidad actual y la dividió en dos: en misti, o sea señores que no debían trabajar, y en indios que debían trabajar para los señores, y ese Dios no va a morir nunca porque todos los años muere un día viernes y resucita un día sábado, pero Él, al mismo tiempo, creó el cielo y el cielo es exactamente lo mismo que la Tierra, con la única diferencia de que los que fueron indios son señores en el cielo y hacen trabajar a patada limpia a los que en este mundo fueron señores. Entonces hay en la convicción de los señores la creencia de que la división entre indios y señores es una división hecha por Dios y que es de origen sagrado. Entonces hay una convicción que ahora, felizmente se está rompiendo”.

RELATED ARTICLES

2 Comentarios

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Most Popular