viernes, noviembre 26, 2021
InicioDestacadosViolín y sintonía en el campo. A través de la música se...

Violín y sintonía en el campo. A través de la música se busca concientizar a las mujeres rurales para revertir la pobreza

Cultivan maní y crían cerdos para obtener sus propios ingresos y depender menos de sus esposos. De blusa blanca, la violinista Midori, norteamericana nacida en Japón. FOTO: FIDA ONU.

Especial / UNICEF

PERÚ BICENTENARIO

La violinista reconocida mundialmente y Mensajera de la Paz para las Naciones Unidas, Midori Gotō, estuvo en Viet Nam para reunirse con los aldeanos de una comunidad en un pueblo remoto y golpeado por la pobreza.

Midori, a través de su música, crea conciencia acerca de los desafíos a los que las mujeres rurales se enfrentan. El FIDA (Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola), organismo de las Naciones Unidas, ha estado trabajando en esta área mejorando el acceso a los mercados y el aumento de los ingresos de las mujeres rurales.

Como parte de su tour anual en el 2018, Midori y tres músicos jóvenes visitaron las comunidades de la minoría étnica en la provincia de Tuyen Quang para participar en un programa de intercambio musical donde músicos locales tuvieron la oportunidad de compartir sus instrumentos musicales tradicionales, sus danzas y su música.

“Creo que la música puede ser un conector muy poderoso, ya que es algo que todas las personas tienen en común”, dijo Midori durante su tour.

Durante su visita, Midori se reunió con mujeres rurales y aprendió mucho acerca de las dificultades a las que tienen que enfrentarse, como la pobreza extrema, la inseguridad alimentaria y la mal nutrición. Asimismo, Midori se enteró del impacto que los proyectos respaldados por el FIDA han tenido en las vidas y los hogares de estas mujeres.

“Durante el último día y medio he estado visitando algunos de los emplazamientos de los proyectos del FIDA y he hablado con estas mujeres y conocido a niñas y a líderes de la comunidad y he visto donde el proyecto realmente ha tenido impacto,” dijo Midori, violinista norteamericana nacida en Japón.

“He visto a estos fuertes y motivados grupos de mujeres quienes se sienten con confianza y satisfechas consigo mismas, quienes sienten que tienen el control de lo que hacen y quienes creen en su propia fuerza y habilidades,” agregó Midori.

Midori habló con mujeres agricultoras quienes se dedican al cultivo de cacahuates (maní) en Noong Phuong.

“Antes, el trabajo agrícola era muy difícil. Tenía muy poco dinero, dependía mucho de mi esposo y de otros miembros de la familia. Con el préstamo, ahora tengo dinero para invertir en el ganado y mejorar la agricultura. Ahora gano dinero y ya no tengo que depender mucho de los ingresos de mi esposo”, dijo Mai Thi Hue.

Midori habla con Ma Thi Nhu, una pequeña agricultora en el pueblo de Dinh. Ma cría cerdos y ha podido ganar suficiente dinero para ayudar a su familia y expandir su negocio. Se ha convertido en una líder en su comunidad y muchas mujeres jóvenes la ven como un modelo a seguir.

“Las mujeres que he conocido están muy ocupadas y tienen una vida dura; sin embargo, lo que me llevo es la energía positiva que ellas tienen, ” dijo Midori.

A través de un intercambio musical, Midori y las mujeres rurales de Viet Nam han aprendido acerca de las unas y las otras y han compartido su éxito y desafíos. Esto ha permitido obtener un dialogo abierto sobre el impacto de la inversión en las mujeres rurales y una disminución de la desigualdad de género.

RELATED ARTICLES

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Most Popular