martes, septiembre 21, 2021
InicioDestacadosSexo y seducción en la independencia peruana. El Don Juan que se...

Sexo y seducción en la independencia peruana. El Don Juan que se convirtió en patriota por un lío de faldas

El caso del mestizo, la aristócrata y la actriz sale del anonimato

Investigación ÍTALO SIFUENTES ALEMÁN

PERÚ BICENTENARIO 22/01/2020

¿Convertirse en patriota por voluntad propia o por un ajuste de cuentas? Pocos casos como el de José García están registrados en nuestros archivos históricos, peruano que se hizo libertario por líos de faldas. Sucedió en los días finales del gobierno de José de Abascal, virrey del Perú entre el 26 de julio de 1806 y el 7 de julio de 1816.

Enterados de los hechos, las autoridades españolas no creyeron encontrar mejor solución que enrrolarlo como soldado raso en el llamado “Batallón Fijo de Lima” y enviarlo lo más lejos de la capital peruana que se pudiera, es decir lo mandaron al Alto Perú al servicio de la corona de acentuado perfil católico para que así José García aprenda a no poner los ojos encima de la esposa de uno de los aristócratas limeños. 

Puede decirse que este es el primer caso registrado del primer peruano en convertirse en un patriota por castigo, aunque él después le dio la vuelta a la historia y tuvo un comportamiento leal a los intereses libertarios del Perú.

Una revisión de los archivos históricos que se guardan en la Biblioteca Nacional, permite dar a conocer aquí esta primicia que puede herir la susceptibilidad de los peruanos y peruanas más conservadoras. La vocación es informar que en como cualquier otro proceso histórico, la independencia peruana no fue ajena a todas las fortalezas y debilidades humanas.

Pormenores

Los nombres de la señora asediada y de su esposo ofendido han sido cuidadosamente sacados de los archivos por quienes dejaron registrados los hechos en manuscritos. Por el documento de principios del siglo XIX que aquí transcribimos, se sabe que el aristócrata era gran amigo del virrey, que escriben a la señora como hermosa y que indignada por el lance de García lo denunció ante su marido.

Del mestizo José García hay en este y otros documentos abundante información.  Es presentado en el escrito como un Don Juan, con un gran “poder erótico de seducción… Se comentaba en Lima sus favores entre la gente de tablas, una de cuyas artistas predilectas fue por él inducida a la perdición y entregada después al vicio”.

Según se detalla en “Historia de la Emancipación del Perú: el Protectorado”, el historiador Germán Leguía Martínez consignó en su investigación documentaria la biografía de estos personajes, la cual estuvo pasando desapercibida y aquí la mostramos para conocer otros pormenores del proceso de la independencia del Perú lograda recién el 28 de julio de 1821. En esos años de lucha de poderes, de transición entre el absolutismo y la independencia, salieron a flote todo tipo de sentimientos.

Así también tenemos que sobre José García no solo recaía la acusación de intentar seducir a una mujer casada de la aristocracia limeña, sino que entre sus malos antecedentes estaba el haber hundido a una artista en la perdición, la cual después se entregó al vicio. Esta persona se convirtió en “la meretriz Josefa N… entonces conocida en el gremio de las de su clase, con el apodo de Chepa Manteca”, se lee en el documento de principios del siglo XIX.

Este y otros hechos son narrados de la siguiente manera:

De José García “eran muchas sus conquistas amorosas, aun en círculos extraños a su ambiente original; y se comentaba en Lima sus favores entre la gente de tablas una de cuyas artistas predilectas fue por él inducida a la perdición y entregada después al vicio. La confianza ciega en su poder erótico de seducción le hizo poner los ojos en una dama distinguida, tan joven como hermosa; sobre todo, virtuosísima; la misma que, indignada ya contra sus importunidades y exigencias, lo denunció  ante su marido, miembro de la aristocracia y gran amigo del virrey, funcionario del cual obtuvo la captura del insolente, su enrolamiento, como soldado raso, en el llamado Batallón Fijo de Lima, y enseguida su remisión, en un refuerzo, al ejército del Alto Perú. El maltrato que en filas recibiera, sin duda por especial recomendación de sus represores, hízole detestar a los jefes españoles y, en general, a la causa realista, de cuyas filas desertó en la primera oportunidad, para pasarse a las huestes argentinas. De aquel modo fue a dar en las legiones invasoras de Chile, como sargento ya del Ejército de los Andes”.

Efectivamente, desde el Alto Perú José García se pasó al ejército argentino, por lo que se convirtió en un patriota ya por su voluntad. Tuvo destacada labor como soldado de la patria, y después de luchar en Chacabuco regresó al Perú y se unió al general José de San Martín en la guerra por la independencia del Perú.

Un artículo sobre este personaje desconocido lo publicamos y lo encuentran en el siguiente enlace de este portal de noticias

RELATED ARTICLES

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Most Popular