miércoles, octubre 20, 2021
InicioDestacadosVan dos siglos de inseguridad ciudadana, fórmulas que no funcionaron y que...

Van dos siglos de inseguridad ciudadana, fórmulas que no funcionaron y que todos los alcaldes de Lima deben saber

Los habitantes de la capital estaban facultados a detener a los malhechores.

Investigación ÍTALO SIFUENTES ALEMÁN 

PERÚ BICENTENARIO

El “Servicio de Patrulla en los Barrios” fue creado el 16 de octubre de 1822, una iniciativa que buscaba acabar con la delincuencia que imperaba en la ciudad de Lima. Un mes antes el libertador José de San Martín se había marchado del Perú rumbo a Argentina, tras lo cual el Ejecutivo fue asumido por una Junta Gubernativa por decisión del recién instalado Primer Congreso Constituyente. La junta fue presidida por José de La Mar.

Este “Servicio de Patrulla en los Barrios” se creó a través de una resolución precisamente firmada por La Mar. Constaba de 7 artículos, los cuales disponían como una obligación de los ciudadanos brindar dicho servicio, la captura de delincuentes y la difusión de sus nombres en la Gaceta de Gobierno. Igualmente, la publicación en dicha gaceta de los nombres de los ciudadanos que hicieron la captura. Ello como un reconocimiento a la honestidad y compromiso de los peruanos comprometidos con la legalidad.

Se estipuló que el servicio se prestara a la hora prima y a la hora nona (a las 6:00 a.m. y a las 3:00 p.m., respectivamente). El decreto debía publicarse en la gaceta oficial y por bando (en carteles en lugares públicos), daba autoridad a comisarios o decuriones (jefes de los serenos) e indicaba que estos también velaran por que se cumpliera el alumbramiento en las calles.

Estas patrullas ciudadanas estaban facultadas para detener a los serenos que fueran descubiertos durmiendo. Los serenos eran personas contratadas por el estado para el servicio de vigilancia nocturna así como para encender y cuidar las farolas de alumbrado público.

Es de entender que los serenos no se daban abasto para cumplir sus labores o que había desconfianza en su desempeño. La inseguridad ciudadana ya no solo era una preocupación, sino una realidad para la que había que tomar todas las previsiones.

Este histórico documento se encuentra en los archivos de la Biblioteca Nacional del Perú.

Aquí presentamos la transcripción de la mencionada resolución firmada por la Suprema Junta Gubernativa del Perú en 1822:

“La Junta Gubernativa en Lima ha resuelto:

1) Todos los habitantes de la capital que no estén enrolados en alguno de los cuerpos cívicos, lo mismo que los empleados subalternos de las oficinas de hacienda, estarán obligados a patrullar sus respectivos barrios todas las noches a la hora prima y de nona, acompañados de sus comisarios o decuriones alternativamente.

2) Al presidente del Departamento se comete la dirección, economía y servicio distributivo que se ha de observar para el cumplimiento del anterior artículo.

3) Serán recomendados a la gratitud pública los vecinos que aprehendiesen algún malhechor en sus respectivas patrullas, los nombres de aquellos ciudadanos virtuosos, y los de estos se inscribirán en la gaceta oficial, para escarmiento de unos y satisfacción de otros.

4) Los comisarios o decuriones destinados a las patrullas de prima y de nona, celarán sobre el perfecto alumbrado de las calles reconviniendo a los vecinos que no le hicieren, y dando parte al juez del cuartel correspondiente.

5) Se faculta a las patrullas de vecinos para la aprehensión de los serenos que encontrasen dormidos o descuidados en el cumplimiento de su obligación, en cuyo caso los comandantes podrán pedir auxilio de tropa a las rondas ordinarias o puestos de guardia más inmediatos.

6) Por la mayoría de la plaza se distribuirá a los comisarios y decuriones que estén de servicio la contraseña particular, sin la cual toda patrulla que se encuentre en la calle, será detenida por cualquier jefe de la plaza o del ejército conforme a ordenanza.

7) El secretario de la guerra expedirá las órdenes convenientes a la notoriedad y cumplimiento de este decreto que se publicará por bando, y se insertará en la gaceta oficial. Dado en el Palacio de la Junta Gubernativa en Lima el 16 de octubre de 1822”.

RELATED ARTICLES

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Most Popular