viernes, noviembre 26, 2021
InicioDestacadosPolicía y Bicentenario: Tolerancia cero al crimen y bienestar total para el...

Policía y Bicentenario: Tolerancia cero al crimen y bienestar total para el agente y el ciudadano

La Policía Nacional del Perú es una institución del Estado creada para garantizar el orden interno, el libre ejercicio de los derechos fundamentales de las personas y el normal desarrollo de las actividades ciudadanas. Foto: Mininter.

“La vida, el reglamento y la ley por excelencia, que mantiene a la ciudad”. platón


“El buen orden y el sostén de la vida en el pueblo”. Aristóteles


“El alma de la ciudad opera en ella los mismos efectos que el entendimiento en el hombre”. sócrates


Manuel Huertas Gonzales / Abogado y Comunicador social

23/10/2018

Es a través del Estatuto Provisional de 1821, dado en el Palacio Protectoral de Lima, el 8 de octubre de 1821 por don José de San Martín, que se estableció que: “Los Presidentes son los jueces de policía en los departamentos, y como tales velarán sobre la observancia de la moral pública, sobre los establecimientos de primeras letras y su progreso, y sobre todo lo que tenga relación con el adelantamiento de los pueblos y sanidad de sus habitantes”.

Sin embargo, fue ya durante el Gobierno Protectoral que se estableció la creación de tres ministerios: de Hacienda, de Guerra y Marina, y de Gobierno y Relaciones Exteriores.

Este último es el primer antecedente histórico de lo que hoy se conoce como Ministerio del Interior. El primer ministro en esta cartera fue Francisco Valdivieso y Prada. Algunas medidas fueron ejecutadas por la policía para casos de incendio, las mismas que debían ser supervisadas por el prefecto de la ciudad. El 3 de noviembre de 1823 se emitieron los primeros decretos, firmados por don José de la Torre Tagle.

Con ocasión del bicentenario de la independencia que se celebrará el 2021, es necesario comprender y entender el concepto de policía: una fuerza de seguridad encargada de mantener el orden público y la seguridad de los ciudadanos mediante el monopolio de la fuerza, y que se encuentra sometida a las órdenes del Estado. No obstante, por cuestiones históricas, la tergiversada utilización de los políticos, la coyuntura histórica del terrorismo y del narcotráfico, se originó buena parte del deterioro de la imagen y del prestigio de la persona del policía.

La mayoría de las fuerzas policiales en el mundo son organizaciones casi militares, cuya principal obligación es disuadir e investigar crímenes en contra de las personas o que afecten el orden público, así como el arresto de sospechosos, e informe a las autoridades competentes. ​

La existencia de tres instituciones tutelares de la patria, como era la Benemérita Guardia Civil (GC), la Policía de Investigaciones del Perú (PIP) y la Guardia Republicana del Perú (GRP), que fueron disueltas por un ex gobernante para crear una sola institución policial, no ha logrado los resultados satisfactorios de eficiencia y eficacia de la función policial. La Policía del futuro, en mi opinión no debe tener organización militar, y se debe privilegiar la autonomía de la decisión, bajo el principio de causalidad.

La labor policial se fundamenta, precisamente, en​ la doctrina policial, que es el conjunto de ideas u opiniones, preceptos éticos, legales y conceptos aceptados oficialmente, integrando principios sobre su función institucional, los fundamentos filosóficos y legales del Derecho policial vinculado a la defensa de los derechos humanos, la ley, el orden y la seguridad.

Existen numerosas doctrinas en relación con el derecho de policía que se sustenta del Derecho Constitucional y del Derecho Administrativo. Del primero deriva los conceptos de derechos y libertades, del segundo la noción de servicio público. La gobernabilidad de un país se sustenta, entre los múltiples factores institucionales, en una policía organizada bajo el precepto de servicio ciudadano.

La Policía Nacional del Perú es una institución del Estado creada para garantizar el orden interno, el libre ejercicio de los derechos fundamentales de las personas y el normal desarrollo de las actividades ciudadanas. Es profesional y jerarquizada. Sus integrantes representan la ley, el orden y la seguridad en toda la República y tienen competencia para intervenir en todos los asuntos que se relacionan con el cumplimiento de sus funciones.

La finalidad fundamental de la Policía Nacional del Perú es garantizar, mantener y restablecer el orden interno. Presta protección y ayuda a las personas y a la comunidad. Garantiza el cumplimiento de las leyes y la seguridad del patrimonio público y privado. Previene, investiga y combate la delincuencia. Vigila y controla las fronteras.

Recordar al policía de esquina, y al innato pesquisa que es el otrora detective PIP. Como en toda institución, existieron errores y deficiencias, muchos comprendidos en actos de corrupción. Se impone la tolerancia cero en todo aspecto funcional, pero también el acompañamiento debido de la institución, porque el trabajo del policía, implica arriesgar la vida, y la integridad física, con las limitaciones económicas, logísticas y de bienestar total. El lema debe ser: “Organizar con eficiencia, administrar con eficacia y respaldar legalmente al policía para un verdadero servicio a la sociedad”.

RELATED ARTICLES

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Most Popular