martes, septiembre 21, 2021
InicioCiencia y TecnologíaChina reincidente, en el 2004 los focos fueron Guangdong y Beijing, que...

China reincidente, en el 2004 los focos fueron Guangdong y Beijing, que en el 2019 cedieron el epicentro a Wuhan

En el 2019: de los 278 casos iniciales, 258 fueron en Wuhan y otras localidades de la provincia de Hubei, 14 en Guangdong, cinco en Beijing, 1 en Shanghai

En el 2004: los primeros casos en China se dieron en Guangdong y Beijing, a partir de los cuales en el mundo el contagio produjo ese año cerca de mil muertes en 27 países por esta enfermedad respiratoria

En el 2003: Wuhan fue uno de los focos del virus H5N1, gripe que por neumonía causó la muerte de 377 personas en el mundo

Investigación ÍTALO SIFUENTES ALEMÁN

PERÚ BICENTENARIO 17/04/2020

Foto: Agencia china Xinhua.

Conocemos a Wuhan por haber sido presentada por China como el epicentro del COVID-19, pero los antecedentes de esta localidad respecto a la manipulación de animales, que luego resultan en gripes, muertes y cuarentenas, datan desde mediados de diciembre del año 2003 en que se reportó la aparición de un brote de gripe en aves de corral llamada H5N1, enfermedad que causó la muerte de 377 personas en el mundo.

La situación puso a Wuhan en la mira de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la cual el 27 de enero de 2004 alertó que: “entre todos los virus de la gripe aviar, que normalmente sólo causan infección en aves y cerdos, la cepa H5N1 podría tener una capacidad única para causar enfermedad grave, con elevada mortalidad, en el ser humano”.

Las víctimas murieron tras desarrollar neumonía, luego de síntomas como gripe común, tos, fiebre, garganta reseca y mialgia.

El virus había aparecido en 1997 en Hong Kong, bajo administración especial de China, y luego se extendió a otras ciudades y países de Asia.

En el 2003, mientras la gripe H5N1 estaba en Wuhan, a 835 kilómetros de distancia, también en China, en la provincia de Guangdong (Cantón), aparecieron los primeros casos y muertes por otro tipo de virus, el cual puede producir a los infectados el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SRAS) y cuyas características son similares a los que generan los virus de la influenza, para muchos de los cuales sí existen vacunas para los humanos.  

El SRAS es causado por uno de los tipos de coronavirus que existen y científicamente se le conoce como CoV (por eso el nombre de CoV SRAS). La primera denominación que la OMS le dio a este coronavirus fue COVID 19 (2019-nCoV), en alusión al año de su aparición, y en febrero de 2020 también lo ha denominado CoV SRAS 2, el cual a la fecha viene cobrándose la vida de casi 150 mil personas en el mundo.

En el mundo científico y de habla inglesa lo llaman SRAS CoV 2 (coronavirus llamado SARS coronavirus 2 (SARS-CoV-2).

Desde su primera aparición y hasta abril de 2004, el CoV SRAS, según reportó la OMS ese año, quitó la vida a cerca de mil personas en 27 países. Los primeros casos ese año no solo se habían registrado en la sureña Guangdong sino, también, en Beijing, la capital de China.

Los orígenes

El 31 de diciembre de 2003, según reportaron a la OMS las autoridades sanitarias de China, pusieron en Guangdong en condiciones de aislamiento y tratamiento a una de las primeras pacientes con esta enfermedad respiratoria, luego por pruebas de laboratorio confirmaron que había contraído el CoV SRAS.

La OMS estableció en el 2004 que una de las fuentes de contagio del coronavirus fue el contacto que dicha camarera (moza) tuvo en Guangdong con la civeta enmascarada del Himalaya, un animal salvaje y carnívoro que los chinos tienen en jaulas como parte de su exótico menú gastronómico cerca a las aves de corral que venden en sus restaurantes, tipo de aves que en el 2003 en Wuhuan provocó las infecciones de la gripe H5N1. Una convivencia muy peligrosa para los humanos.

La camarera (moza) era una mujer de 20 años de la provincia de Henan que trabajaba en un restaurante en Guangzhou, la capital provincial de Guangdong. Tras identificar su caso de resfrío, tos y fiebre, las autoridades chinas localizaron a las cerca de cien personas con las que ella había tenido contacto, y las pusieron bajo observación médica.

El primer caso de CoV SRAS vinculado a un laboratorio se registró en abril de 2004 en Beijing, por lo que el Ministerio de Salud de ese país, con conocimiento de la OMS, cerró por falta de bioseguridad el Instituto Nacional de Virología que funcionaba en la capital de China.

En dicho instituto de investigación ese año se había reportado el primer caso de SRAS vinculado en China al manejo del coronavirus en un laboratorio: el de una trabajadora de, ese laboratorio, que estaba infectada y cuya madre de 59 años de edad ese mismo abril murió de neumonía.

Toda esta información forma de parte de los registros públicos de la OMS, revisados para esta investigación periodística, y permite ver que en las dos localidades que en el 2003 y el 2004 se registraron casos de CoV SRAS en China, se volvieron a presentar en ellas en el 2019.

También que la enfermedad reapareció en el 2019 en una localidad que está a solo ocho horas de viaje, es decir en Wuhan, donde a diferencia del pronóstico que en el 2003 dio la OMS respecto a la mortalidad de la gripe H5N1 en los humanos, este mal ha resultado ser el peor que ha vivido la humanidad en los últimos tiempos.

Cifras en la mesa

Las cifras iniciales reportadas desde el 31 de diciembre de 2019 hasta el 20 de enero de 2020, los casos de COVID-19 detectados reportados por el gobierno de China fue de 278 casos: 258 casos en Wuhan y otras localidades de la provincia de Hubei, 14 en Guangdong y cinco en Beijing.

En Guangdong hasta marzo de 2020, los casos confirmados sumaron 1.407 (de los cuales 56 según el gobierno de ese país son importados).

En Beijing, hasta la primera de semana de abril, sumaron 416 casos de infecciones locales (aparte de 169 importadas).

En total en China, al día de hoy 17 de abril a nivel nacional se tiene registro de 82,692 casos confirmados, y 4,632 muertes.

Así como en el 2004, la OMS investigó a la civeta enmascarada del Himalaya y la identificó como probable transmisor del virus, en el 2019 el animal bajo el que recaen todas las sospechas es un tipo de murciélago, que también forma parte de la exótica culinaria de ciertas regiones de China y países vecinos del Asia. Se trata del murciélago de herradura, que pudo haber saltado a la civeta y esta al ser humano a través del contacto para la cocina.

En otras partes del mundo, hay tipos de coronavirus que viven en los dromedarios, como en ciertos países árabes.

RELATED ARTICLES

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Most Popular