sábado, noviembre 27, 2021
InicioCiencia y TecnologíaLa Luna al 2021. Amplían estudios de los destellos lunares para conocer...

La Luna al 2021. Amplían estudios de los destellos lunares para conocer más la historia y el futuro de la Tierra 

 

Los impactos solo se pueden observar en el “lado oscuro” de la Luna, entre la Luna Nueva y el Cuarto Creciente, y entre el Cuarto Menguante y la Luna Nueva. Foto: NASA.

PERÚ BICENTENARIO

El telescopio más grande en la Tierra para monitorear la Luna se llama Kryoneri y mide 1,2 metros. Su base se encuentra en el Observatorio Nacional de Atenas (Grecia). Su trabajo será muy importante en el 2021. Una campaña de 22 meses desde febrero de 2017 comenzó a observar los destellos lunares con este espectacular equipo. Los destellos de luz causados por los impactos lunares son mucho más débiles que la luz del Sol reflejada en la Luna.

Es por esta razón, explica la NASA, que estos impactos solo se pueden observar en el “lado oscuro” de la Luna, entre la Luna Nueva y el Cuarto Creciente, y entre el Cuarto Menguante y la Luna Nueva. La Luna también debe estar por encima del horizonte, y las observaciones requieren una cámara de fotograma rápido, como el sCMOS de Andor Zyla utilizado en el proyecto NELIOTA.

La NASA, la agencia aeroespacial de los Estados Unidos, también informa que hasta la fecha en las 90 horas de tiempo de observación posibles que permitieron estos factores, se han observado 55 eventos de impacto lunar. Ello implica que extrapolando estos datos, los científicos estiman que hay, en promedio, casi 8 destellos por hora en toda la superficie de la Luna.

Según refiere la NASA, al observar los impactos lunares, NELIOTA tiene como objetivo determinar el tamaño y la distribución de los objetos cercanos a la Tierra, es decir meteoroides, asteroides o cometas. Con esta información, asegura esta agencia, el riesgo que estas rocas espaciales representan para la Tierra se puede entender mejor.

El proyecto “NELIOTA”, que permite observar la Luna cada pocas horas, descubre un nuevo destello brillante de luz en su superficie, el resultado de un objeto que se precipita a través del espacio y golpea a nuestro vecino rocoso desprotegido a gran velocidad.

Para obtener más datos y con ellos mejorar las estadísticas de los impactos, la campaña de observación como se ha dicho se ha extendido hasta el 2021, ello siempre con el soporte tecnológico del telescopio Kryoneri del Observatorio Nacional de Atenas.

La NASA informa que los destellos de impacto se conocen como “fenómenos lunares transitorios”, porque aunque son comunes, son sucesos fugaces, pues solo duran fracciones de segundo. Esto los hace difíciles de estudiar, y debido a que los objetos que los causan son demasiado pequeños de ver, es imposible predecirlos.

Por esta razón, los científicos están estudiando los destellos lunares con gran interés, no solo por lo que nos pueden contar sobre la Luna y su historia, sino también sobre la Tierra y su futuro.

RELATED ARTICLES

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Most Popular