miércoles, octubre 20, 2021
InicioDestacadosGobierno de Leguía recibió ayuda de la fundación Rockefeller para acabar con...

Gobierno de Leguía recibió ayuda de la fundación Rockefeller para acabar con la fiebre amarilla

Investigación Ítalo Sifuentes Alemán 05/10/2021

En 1922, tres años después que la fiebre amarilla llegara al Perú desde el antiguo puerto y ciudad peruana de Guayaquil (Ecuador), el presidente Augusto B. Leguía presentó un informe ante el Congreso de la República en el que destacó el impacto de esta enfermedad en la población y en la economía de Piura, Lambayeque y La Libertad.
Ante los congresistas, el presidente Leguía presentó un balance de la situación de la salud pública del Perú, solo un año después de haberse cumplido el primer centenario de la independencia peruana, proclamada el 28 de julio de 1821.
Leguía informó en estos términos: “Nuestra organización sanitaria, aparte de la modestia de los recursos de que dispone para hacerse sentir de un modo eficaz, adolece del defecto de la centralización de los servicios, circunstancia que impide, en muchos casos, atender, con la rapidez que ellas exigen, a las necesidades de las provincias. Para remediar este inconveniente juzga el Gobierno que es necesario establecer en cada capital de departamento una oficina de sanidad servida por un médico departamental y los ayudantes e inspectores que el servicio demande”.
El balance realizado por Leguía también revela el trabajo conjunto con la cooperación internacional, en este caso con la institución filántropica Rockefeller, fundada en 1913 en los Estados Unidos. “El Gobierno aceptó el generoso concurso que ofreció para combatirla la institución Rockefeller y bajo la hábil y entusiasta dirección del renombrado médico americano, doctor Henry Hanson, la campaña continuó hasta la extinción de la epidemia… La institución Rockefeller, que tan decididamente a ayudado a nuestros organismos sanitarios en tan excepcional ocasión y que tomó a su cargo considerable parte de los gastos que originó la lucha contra esa enfermedad, ha empeñado la gratitud nacional y el Gobierno aprovecha esta oportunidad para declararlo así solemnemente”, manifestó en julio de 1922.
A continuación, el balance realizado por el presidente Leguía:
“El acontecimiento sanitario de más importancia realizado en el año ha sido la feliz terminación de la campaña contra la fiebre amarilla. Tal enfermedad, que invadió nuestros territorios en 1919, propagación de foco endémico que, durante muchos años existiera en Guayaquil, hizo estragos en los departamentos de Piura, primero, y de Lambayeque y La Libertad, después, ocasionando no pocas víctimas, obligando al Estado a adoptar una serie de medidas de profilaxis que motivaron, inevitablemente, restricciones en el tráfico de nuestra costa.
La vigorosa y eficaz campaña emprendida por el Gobierno obtuvo los mejores resultados en el departamento de Piura. Empero, habiéndose extendido la epidemia a los departamentos últimamente citados, el Gobierno aceptó el generoso concurso que ofreció para combatirla la institución Rockefeller y bajo la hábil y entusiasta dirección del renombrado médico americano, doctor Henry Hanson, la campaña continuó hasta la extinción de la epidemia.
Desaparecido el foco endémico es dable asegurar que será muy difícil que, en lo sucesivo, volvamos a sufrir los efectos del flagelo. La institución Rockefeller, que tan decididamente a ayudado a nuestros organismos sanitarios en tan excepcional ocasión y que tomó a su cargo considerable parte de los gastos que originó la lucha contra esa enfermedad, ha empeñado la gratitud nacional y el Gobierno aprovecha esta oportunidad para declararlo así solemnemente.
Nuestra organización sanitaria, aparte de la modestia de los recursos de que dispone para hacerse sentir de un modo eficaz, adolece del defecto de la centralización de los servicios, circunstancia que impide, en muchos casos, atender, con la rapidez que ellas exigen, a las necesidades de las provincias. Para remediar este inconveniente juzga el Gobierno que es necesario establecer en cada capital de departamento una oficina de sanidad servida por un médico departamental y los ayudantes e inspectores que el servicio demande”.

RELATED ARTICLES

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Most Popular