Cuando en Puno intentaron secuestrar a Bernardo Roca Rey

Testimonio: Ítalo Sifuentes Alemán 16/03/2022

En mayo de 2011 en Juliaca, en los ambientes del Cuartel Bolognesi, las negociaciones de la Comisión de Alto Nivel del Ejecutivo empezaron a las 6:00 p.m. del miércoles 25 y, abruptamente, se suspendieron a las 2:50 a.m. del jueves 26, ello tras el intento de secuestro, en ese recinto, realizado por los dirigentes aimaras a los integrantes de dicho grupo de trabajo, es decir a los viceministros de Cultura, Bernardo Roca Rey; de Orden Interno, Jorge Caloggero; Energía, Fernando Gala; y de Agricultura, Francisco Palomino.

Durante esas casi nueve horas de negociaciones, dichas autoridades buscaban consensuar las distintas demandas de los pobladores del sur de Puno, radicalizados en un paro indefinido que, a esa fecha, llevaba 16 días de toma de carreteras, plazas y calles de Juliaca y alrededores. La intransigencia de los pobladores se manifestó, además, con amenazas y agravios verbales a las autoridades, ello pese a que en la primera mesa de negociación ambas partes acordaron otorgar al Cerro Kaphía la categoría de Paisaje Cultural, lo cual permitía a los aimaras conservar sus expresiones culturales materiales e inmateriales, tal como en esas horas lo manifestó el viceministro Roca Rey.

Las autoridades y los presentes logramos salir del cuartel con ayuda de los efectivos militares y, por carretera, ser trasladados hasta Arequipa para abordar el vuelo a Lima y, desde la capital peruana, que se continuaran las negociaciones sin afectar el estado de derecho ni la libertad y vida de los negociadores. Estaba en juego el pedido de nulidad de la concesión de la mina Santa Ana y la derogatoria del Decreto Supremo 083-2007, el cual permitía desarrollar explotación minera a menos de 50 kilómetros de la frontera.

Foto: Andina.

No olvides compartir: