Rebeldes a ley de aislamiento social en riesgo de suicidio colectivo involuntario y de afectar la vida de inocentes personas

Los miles de rebeldes que propagan enfermedades peligrosas o contagiosas como el coronavirus (Covid 19) están sujetos a sanciones del Código Penal, en cuyo artículo 289 estipula que la pena es no menor de tres ni mayor de 10 años de cárcel. Afectar la vida de otras inocentes personas también contempla esta norma

Otro delito que cometen los rebeldes es el de desobediencia y resistencia a la autoridad, que contempla al menos dos años de cárcel. Pandemia obliga al aislamiento social, y su incumplimiento conduce involuntariamente a contraer el virus, enfermarse y hasta perder la vida y ocasionar la muerte de otras personas con el contagio

Por ÍTALO SIFUENTES ALEMÁN 25/03/2020

Imagen referencial. Foto: Andina.

De grupo en grupo, individuo por individuo, en Lima y varias localidades del país vienen siendo detenidos por la Policía Nacional del Perú los peruanos y peruanas más rebeldes ante la ley de aislamiento social, medida con la que se busca proteger la salud de más de 30 millones de connacionales y extranjeros residentes en nuestro territorio ante la pandemia mundial del coronavirus.

Hasta el reciente lunes 23, la cifra total a nivel nacional de los detenidos sumó 16 mil personas que no respetaron el estado de emergencia y el toque de queda (de 8:00 p. m. a 5:00 a. m.).

Con estas medidas de excepción se busca combatir el incremento del número de infectados así como de víctimas del coronavirus y del nuevo coronavirus, causantes de la pandemia mundial que ya se ha llevado 19.625 personas sin distingo de raza y socioeconómico, según reporte de los países afectados.

En el Perú, hasta esta mañana del 25 de marzo los muertos son nueve y unas 420 personas las contagiadas.

Solo el lunes, la policía detuvo a nivel nacional a 2 mil 451 hombres y mujeres, 528 personas solo en Lima, y 1,150 en las regiones del norte del país, entre otras.

Los rebeldes que infringen la norma de aislamiento social no solo están sujetos a sanciones que estipula el Código Penal, en cuyo artículo 289 indica que es un delito la propagación de enfermedades peligrosas o contagiosas.

La pena por este delito es no menor de tres ni mayor de 10 años de cárcel.

Otro delito que cometen los rebeldes es el de desobediencia y resistencia a la autoridad, que contempla al menos dos años de cárcel.

El accionar temerario de las personas que incumplen la ley, implica la posibilidad de estar cometiendo un suicidio colectivo involuntario, además de propagar esta peligrosa enfermedad cuya vacuna todavía está en etapa de experimentación.

Desde el lunes 16 de marzo, por medida del Gobierno del presidente Martín Vizcarra, se anunció el aislamiento social obligatorio por 15 días en todo el territorio nacional. Cada día se brinda de manera pública la situación del país ante situación que afecta la economía mundial.  

La medida por emergencia nacional estableció el cierre total de las fronteras, la suspensión del transporte internacional de pasajeros por medio terrestre, aéreo, marítimo y fluvial.

- Anuncio -