100 días de guerra: 20% de Ucrania está ocupada por Rusia

Turquía está intensificando sus esfuerzos diplomáticos con Rusia y Ucrania para crear un "corredor alimentario" seguro a través del Mar Negro que permita transportar unos 20 millones de toneladas de trigo desde los puertos ucranianos a los mercados mundiales y evitar así una grave crisis alimentaria mundial, especialmente en África.

Andrea De Angelis – Ciudad del Vaticano.- Desde el inicio de la invasión rusa se han producido al menos 14.000 víctimas ucranianas. Lo dice el presidente ucraniano Zelensky, que admite que una quinta parte del país está en manos de Moscú. Mientras Turquía trabaja para resolver la llamada crisis del trigo, el Secretario General de la OTAN advierte desde la Casa Blanca que debemos prepararnos para una larga guerra

Una quinta parte de Ucrania está en manos rusas. No es el Kremlin quien lo dice, sino el presidente ucraniano Zelensky. Lo hizo pronunciando un discurso en una conexión de vídeo con el parlamento en Luxemburgo, revelando cómo en cien días de guerra han habido al menos 14 mil víctimas entre los ucranianos. «Cada día -añadió – caen entre 60 y 100 soldados de Kiev». Y mientras en la capital se busca un lento retorno a la normalidad desde principios de mayo -50 embajadas han reabierto tras un primer traslado a Leópolis-, en el este continúa la ofensiva rusa, especialmente en Lugansk.

Violaciones de los derechos humanos

Durante la reunión del Consejo Permanente de la OSCE, un grupo de 44 de los 56 países volvió a pedir el llamado mecanismo de Moscú sobre el conflicto de Ucrania, es decir, la obligación de establecer una misión de la OSCE de recogida de pruebas sobre casos de crímenes de guerra y violaciones de los derechos humanos. Una misión del mismo tipo ya había concluido en abril con un informe en el que se indicaba la presencia de «claros indicios de violaciones de los derechos humanos», pero los datos analizados no incluían los asesinatos en Bucha e Irpin, cuyos territorios volvieron a estar bajo control de Kiev tras el cierre de la investigación de la OSCE. «Es crucial invocar de nuevo el mecanismo de Moscú, para establecer los hechos y circunstancias de estas atrocidades y examinar si Rusia está cometiendo crímenes contra la humanidad. Es fundamental dar testimonio del sufrimiento del pueblo de Ucrania», comentó el embajador de Estados Unidos ante la OSCE, Michael Carpenter.

La advertencia de la OTAN

«Debemos estar preparados» para una guerra «larga». Así lo afirmó el Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg, tras una reunión en la Casa Blanca con el Presidente Joe Biden, la Vicepresidenta Kamala Harris y el Asesor de Seguridad Nacional Jake Sullivan. Los ucranianos «están pagando un alto precio», dijo Stoltenberg, pero Rusia también está «sufriendo muchas pérdidas». El conflicto terminará en la «mesa de negociaciones» y la OTAN debe apoyar a Ucrania para que Kiev logre el «mejor resultado», dijo Stoltenberg.

La crisis del trigo

Turquía está intensificando sus esfuerzos diplomáticos con Rusia y Ucrania para crear un «corredor alimentario» seguro a través del Mar Negro que permita transportar unos 20 millones de toneladas de trigo desde los puertos ucranianos a los mercados mundiales y evitar así una grave crisis alimentaria mundial, especialmente en África. La cifra se desprende de un proyecto de plan anticipado por la emisora privada NTV y relanzada por el sitio web Hurriyet. La semana pasada, el presidente turco Erdogan se había ofrecido a facilitar el diálogo entre Moscú y Kiev para desbloquear la situación relacionada con las exportaciones de trigo.

Sanciones contra Moscú

El ministro ruso de Economía, Maxim Reshetnikov, afirmó que el país corre el riesgo de sufrir recortes de empleo y una caída de las inversiones debido a las sanciones relacionadas con la guerra de Ucrania. El desempleo se sitúa actualmente en el 4%, «pero esta situación no debe engañar», dijo en una reunión informativa. Una «crisis prolongada de la demanda» podría «conducir a una reducción del empleo», dijo, por lo que en este sentido «hay riesgos».

Nuevas medidas

Y mientras Moldavia prohibía la emisión de noticieros y programas políticos rusos en los canales de televisión del país, Suecia anunciaba un nuevo paquete de ayuda militar a Ucrania, que incluía misiles antibuque Robot 17, 5.000 lanzagranadas antitanque desechables Bofors At4 y rifles de francotirador Ag 90 con munición.  La decisión fue anunciada en un comunicado de prensa por el Ministerio de Finanzas y el Ministerio de Defensa en Estocolmo, citado también por la agencia de noticias ucraniana Unian.

Foto: ONU.

No olvides compartir: